El Mirador

Centro Comercial / Quilmes / 2006

En una esquina típica de un tejido urbano tradicional, dos viviendas de mediados de siglo pasado son parte emblemática de la ciudad, de la memoria colectiva, son una marca del pasado.

El proyecto plantea conservar esta parte de la historia y contraponerle un edificio nuevo cuyas características morfológicas irrumpen en este pasado y plantean una mirada sobre dos tiempos distintos, el de ayer y el de hoy.

Lo singular del proyecto es el contenido de su narración entre ambos edificios, que adquiere aquí una dimensión significativa, su cercanía a la realidad del lugar y a intervenir en el pasado sin temor a modificarlo.

Para el observador, la arquitectura expuesta plantea un debate, el de su imagen, un punto de reflexión, de superposiciones, de secuencias, de transparencias, y de luces que marcan un recorrido.

“El pasado por delante”, es el camino de una idea, que nos permitió conservar e indagar sobre la relación de una historia reinventable, de un nuevo lugar que se reinscribe sobre el anterior, planteando así, un nuevo sitio para la ciudad y su gente.